Primera participación en Copa Libertadores

En el año 1991 se realizó en Santiago una liguilla Pre-Libertadores para definir quién acompañaría en dicho torneo internacional al Colo-Colo. El equipo estaría dirigido por Luis Vera, luego de la renuncia de Fernando Cavallieri.

Se empezó enfrentando a la Universidad Católica quien arremetió con un contundente 4 tantos a 0. Del resultado adverso se recuperaron los lilas cuando derrotaron al O’Higgins 3 a 0 y al Unión Española 2 a 0. El partido final que definiría el boleto para la Copa Libertadores se dio en el Estadio Nacional entre Universidad Católica y O’Higgins, los cuales al terminar en empate a 2 le dieron la clasificación a Deportes Concepción, quien acompañó al Colo-Colo a la Copa Libertadores de América de 1991.

Una vez en el torneo, el equipo logró llegar hasta la segunda fase.

Segunda participación en Copa Libertadores

Extremos sentimientos acompañaron a la fanaticada lila durante el año 2000. Por una parte, la situación económica del equipo casi los obligó a cerrar sus puertas. Por otra parte, la dirección de Oscar Garré derivó en la clasificación por segunda vez, a la Copa Libertadores de América.

En esta ocasión, para definir los que irían al encuentro internacional, la temporada 2000 se dividió en 10 fechas. Al equipo lila le correspondió el tercer tramo con 20 puntos. Allí, tendría que enfrentarse a Universidad Católica, Santiago Morning y Audax Italiano.

En el partido final, Concepción se vio de nuevo con Universidad Católica. En la primera parte del juego los lilas anotaron 2 goles en las piernas de Mauricio Pozo. Y la Universidad Católica hizo lo sArturo Norambuenauyo en la segunda parte del juego anotando un gol en el minuto 76 por parte de Arturo Norambuena, e igualando el partido en el tiempo adicional con gol de Hugo Brizuela. Ante la emoción y gritos de la fanaticada lila, en el minuto 98 se definió el ganador con el cabezazo de Luis Chavarría, quien llevó al Club a la Copa Libertadores.

Ese año el Concepción pasaría por la penosa situación de ser el equipo con menos goles anotados.