Osvaldo Castro Pelayo, mejor conocido como Osvaldo “pata bendita” Castro, fue un zurdo delantero chileno, originario de la ciudad de Copiapó, que destacó a nivel nacional como internacional por la gran cantidad de goles que marcó. Prácticamente todo lo relacionado a este jugador puede calificar como un hecho histórico o anecdótico y su paso por Deportes Concepción no fue la excepción.

Para comprar el pase del jugadUnion La Caleraor a Unión la Calera, club donde debutó en 1965 y jugó hasta 1968, se tuvo que recurrir a aportes de socios acaudalados, con el fin de reunir los 230.000 escudos, aproximadamente 230 millones de pesos a moneda actual, que se terminaron desembolsando en una carrera en que también fue corrida por Colo Colo y Santiago Wanderes.

No obstante, a pesar de la millonaria contratación el zurdo jugador durante el primer año de su contratación, 1969, sólo logró marcar 13 tantos. Un bajo rendimiento que corrigió al año siguiente, cuando luego de anotar 36 goles, fue coronado como el máximo goleador de la primera división de Chile y el segundo de todos los tiempo ubicándose sólo detrás de Luis Álvarez quien anotó 37 goles en el campeonato 1963, título que mantiene hasta el día de hoy. De la mano de Pata Bendita, ese mismo 1970 el club Deportes Concepción logró obtener el Torneo Provincial.

La historia de la hazaña de este jugador hizo que ya en 1971, partiera al América de México, equipo en el que permaneció hasta 1975 y que lo coronó como Campeón de goleo de la primera División de México y Máximo goleador de la Copa México, ambos durante el campeonato comprendido entre los años 1973 y 1974. Hitos que sin duda fueron el comienzo de la carrera futbolística de uno de los máximos goleadores chilenos con 351 goles de un total de 591 partidos jugados en Chile y México. Además, esta alta cifra aún hoy en día lo mantiene entre los 30 mejores goleadores de la historia del fútbol mundial.